El Parlamento Europeo aprueba la nueva Directiva RAEE

Esta directiva supone una revisión de la anterior, he introduce objetivos más estrictos de recogida y reciclaje de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, como frigoríficos, ordenadores y televisores. Según indica el Parlamento Europeo, las nuevas normas permiten a los consumidores devolver aparatos pequeños, como teléfonos móviles, a las tiendas de electrónica sin tener que comprar un nuevo producto. Además, reducen las cargas administrativas a los fabricantes. Los Estados miembros tendrán un año y medio para transponer estas reglas.

http://www.europarl.es/view/es/Sala_de_Prensa/press-release/pr-2012/pr-2012-January/pr-2012-Jan-12.html